Pau Sabater


 sabater tero

Pau Sabater Lliró


17 de julio de 1919 en Barcelona, ​​el secuestro y asesinato del militante de CNT ( CNT ) Pau Sabater i Lliró dijo El Tero, la banda de pistoleros encabezados por el Comisario patronnat Felicitaciones Portillo. 35 años, Pau (Pablo en español) Sabater fue el secretario de la Unión de Dyers Barcelona desde el año 1916 y tuvo que llamar a una huelga. En realidad, es una de las 
primeras víctimas del terrorismo de los empleadores que se desató en los años veinte.





Como hace unos días que tengo poco trabajo y tampoco tengo muchas ganas de continuar con el índice onomástico de las Benignas (que de todos modos pienso terminar), me he estado dedicando a recorrer una vieja historia familiar de la que no sabía casi nada, por aquello de que durante varios años no se pudo hablar mucho de política en este país. Y como ahora está de moda esto de la recuperación de la memoria histórica, pues yo quiero colaborar con mi granito de arena.
Hoy hueso quiero hablar de mi tío abuelo, el hermano de mi abuelo Rafael Sabaté, en Pau Sabater . Curiosamente, tenían apellidos distintos para que el funcionarios de los registros civiles, a finales del siglo XIX, cuando nacieron, tampoco es que fueran muy literatos. Pero eran hermanos, os lo aseguro. Y os lo puedo asegurar porque, siendo yo pequeño, murió el tercer hermano, mi otro tío abuelo Camilo, soltero de toda la vida, y toda la familia tuvo un lío considerable para arreglar la herencia. Recuerdo que mis padres tuvieron que ir a Algerri (Noguera), pueblo de nacimiento de los tres hermanos, para conseguir los correspondientes certificados de nacimiento y arreglar lo que ya era un hecho irresoluble. Ahora la mitad de la familia se llama Zapatero y la otra mitad-mi-Sabaté. En nuestro caso de segundo apellido, porque el abuelo Rafael sólo tuvo chicas.
En mayo del año 2001, el alcalde de Barcelona decretó que se le diera el nombre de mi tío abuelo a una calle de Torre Baró, pero si os acercáis por allí, no encontraréis ningún placa con el nombre de la calle y, lo que es peor, si buscáis la calle en el plano de la ciudad de Barcelona (http://www.bcn.cat/guia/welcomec.htm ), también os dirá que no existe, a pesar de figurar correctamente en el nomenclátor y en el plano de calles de la ciudad.
carrer.jpg
La calle no es feo, todo lo contrario, pero me da la impresión de que nadie conoce el nombre.
Y ahora os preguntaréis: ¿quién coño era Pablo Sabater? Pues ya os lo iré desvelando poco a poco. Pero deberá tener paciencia porque seguramente me llevará más de un post.
Lo primero que os diré es que nació en 1884 en Algerri (Noguera,http://www.ccnoguera.cat/algerri/ ), un pequeño pueblo de unos 500 habitantes, hoy en día, al oeste de Balaguer y al lado de la Noguera Ribagorzana.
El segundo, y último que os diré en este post, es que las circunstancias de su muerte, en 1919, cuando sólo tenía 35 años, son muy oscuras. Véase, si no, estos recortes de La Vanguardia de los días posteriores a su muerte:
Vang-21-7.jpg  Vang-22-7.jpg  Vang-23-7.jpg  Vang-25-7.jpg 
(Haga click en la imagen para ampliar. Aquí abajo, hueso dejo las transcripciones de los cuatro recortes)

La vanguardia 21 de julio de 1919 pagina 2 

No se ha identificado aun el cadáver que fué encontrado el sábado último en la carretera de Moncada busca de la torre del "Barón". Presenta el cadáver tres heridas de arma de fuego, una en la región occipital y dos en la espalda. Las tres heridas son de arma de fuego, pero una lo es de bala blindada, las Otras dos no. Llama poderosamente la atención el que la víctima usase calcetines muy finos y ropa interior fina también y muy limpia y que vistiera traje de obrero, al parecia recién estrenada, siendo así que la finura de suspensión manos no son propias de quien se dedica a Trabajos mecánicos. En los bolsillos no se lle encuentros dinero, reloj, ni documento alguno que pudiera facilitar la identificación de cadáver, pues subasta el Pañuelo que llevaba Careca de iniciales. Las Autoridades se hallan completamente desorientadas Acerca de quien puedo ser la víctima y cuales los móviles del crímen, ya que por el sitio de las heridas no queda duda alguna de que se trata de un ASESINATO. Un colega Acoge el rumor de que el cadáver FUE transportadoras en un automóvil al punto Donde FUE encontrado.  

La vanguardia 22 de julio de 1919 pág 3-4 

Ha sido identificación el cadáver del individuo que fué Hallado recientemente en la carretera de Montcada, búsqueda de la torre del Baró. Llamábase Pablo Sabater Llirós, de 35 años, casado, tintoreros, natural de Algerri (Lérida) y habitante en la calle del Dos de Mayo, número 274 tienda. Ante don Alberto de Rueda, Juez de primera instancia del distrito del Norte, que instruye el correspondiente sumario, compareciuó ayer mañana espontáneamente, Josefa Ros ligera, de 27 años, esposa del muerto.
La declaraciones que digo mujer prestado en el despacho del Juez Duró hora y media, y aúnque se guarda absoluta reserva Acerca de suspensión manifestaciones, particularmente Sabemos que en la noche del 18 Salió de apoyo casa Sabater y extrañando apoyo esposa que no volviera, se ENTER del suceso por los periódicos y ayer mañana se persona en el Hospital clínico, confirmándose en la creencia de que el cadáver depositadas allí era el de apoyo esposa.
Zapatero habia trabajado en una tintorería establecida en Gracia, si bien en la actualidad estaba paradoja, Viviendas de las Cantidad que le facilitaba un hermano Suyo marinero. Parece que el referidas individuo estuvodurante un año a disposición del que fué Juez especial de Huelgas, don Gervasio Cruces, y que luego FUE absuelto del deleite de carácter social que se le acusaba. Esta mañana el médico forense, doctor Saforcada, practicaba la autopsia del cadáver, cabuya diligencia asistirá el Juez instructor del sumario. Probablemente se inhibirá a favor de la Jurisdicción de guerra.  

La Vanguardia 23 de julio de 1919. pág 3-4 

Por el doctor Saforcada, médico forense del distrito norte, cuyo Juzgado entiende en el sumario por el hallazgo del cadáver de Pablo Sabater Llíria, en las inmediaciones de la "Torre Baró", en la carretera de Moncada, se ha practicada la autopsia del cadáver . aúnque ¡Cuidado el citadas facultativo como el Juzgado han guardado absoluta reserva Acerca de la diligencia, Hemos Oído asegurar que Pablo Sabater murino de hemorragia interna traumética, que supone cadáver presentaba Seis heridas, de ellas dos mortales de Necesidad AMBA en la espalda, una en la cara con orificio de entrada y salida, penetrando por la parte izquierda,, y suponiéndose que el correspondiente disparo se hizó a quemarropa; Otra herida aparezco en el antebrazo izquierdo, creyéndose que obedeció a la defensa natural de la víctima Cuando vió que iban a disparar contra el. Además se apreciaron dos rozaduras. Dícese también que en el actora de la autopsia han Sidón recogidos tres proyectiles, dos de acero niquelada, pertenecientes a pistola Browning o similar, y El otro de plomo, propio de revólver Smith. Por Otra parte, al ser Levantado el cadáver FUE encontrado Otro proyectil, también de plomo. Se da miedo seguro púas que se utilizaron en el Hecho, por lo menos, dos clases de armas. La esposa del Interesado afirma, y así Parece que el declaraban ante el Juzgado, que Zapatero habia Salido de apoyo casa aquella noche, regresando a ella a las once aproximadamente, que se acercarán ....... [tres líneas censuradas] ..... y desde entonces no le volvio a ver subasta que le presentaron apoyo cadáver en el Depósito Judicial, y que creo que le llevaron en automóvil subasta el sitio en que fué muerto. Parece ser que la víctima al salir de apoyo domicilio llevaba dinero y algo que podía facilitar apoyo identificación, todo lo cual hicieron desaparezco los asesinos. El Juez instructor de la causa ha conferenciado con el inspector de la brigada de Servicios Especiales, don Salvador Mas, suponiéndose que la entrevista está relacionada con las manifestaciones que en el Juzgado hizó la esposa del interfecto. Ha prestación también declaraciones el guarda jurada de la Torre del Baró.  

La vanguardia 25 de julio de 1919 - pag 5 

El Juzgado que entiende en el asunto del ASESINATO cometido en la carretera de Moncada, en las inmediaciones de la Torre del Baró, recibio ayer varias Declaraciones relacionadas con el Hecho de autos. También volvió a conferenciar el Juez cono el inspector de la brigada de Servicios especiales, don Salvador Mas.
*****
Curiosas, ¿verdad? Un tintorero que llevaba ropa interior muy fina! Además, ignoro quién era este hermano suyo, marinero, que lo mantenía mientras estaba en el paro. Que yo sepa en la familia no ha habido nunca marineros, a no ser que el tío abuelo Camilo fuera marinero en aquella época. Yo lo conocí de muy pequeño y él ya era muy grande.
También habréis notado que en la nota del día 23 de julio faltan tres líneas: la censura de aquella época era implacable. Seguramente el texto que falta se debía referir a gamberros que se llevaron a mi tío abuelo.
Ya hueso en seguiré hablando en otros posts, pero ya os anticipo que esto puede ser largo.
CÓMO SE perpetrado el monstruosas ASESINATO DEL "Tero"
En eso de la una de la madrugada del día 17 de julio de 1919, el presidente del Sindicato de Tintoreros, Pablo Sabater (a) "Tero", regresaba a apo domicilio sito en la calle del Dos de Mayo, de la Barriada de San Martín, completamente tranquilo y muy ajeno miedo cierto al espantosas atentado de que IBA a ser víctima dos horas más tarde.
La noche era deliciosa, apacible, de verano Ardiente y voluptuoso. En el cielo puro, límpido, sereno y azulado brillaban timidamente algunas estrellas, y la democrática calle del Dos de Mayo se veía solitaria, quieta, silenciosa. La plácida quietud y el callado reposo de aquella barriada Sólo era turbado de Vez en Cuando miedo las fuertes pisadas del modesto vigilante nocturno Ángel García, el acero el recorrido de la demarcación en apoyo Cargo, sino que el, ni nadie, pudiera sospecha el trágico drama que en la soledad misteriosa se estaba InCubando y que en breve se IBA a desarrollar con la más segura impunidad.
A poco aparece un joven Trabajador, recio, Fuerte, robusto, de rasgos afilados y pletórico de vida y de ilusiones. Este joven Trabajador se Pablo Sabater Llirós (a) "Tero" presidente del Sindicato de Tintoreros, quien, después de asistir a una asamblea de huelguistas pertenecientes a dich ramo, se retira a descansar alegre, confiada. Al llegar al cruce de la referida calle con la de Mallorca, Zapatero se para a conversar un rato y fumar un cigarrillo con el vigilante del que se despide cariñosamente poco después, entrando en la casa, número 274, tienda, Donde está domiciliada en unión de apoyo buena y laboriosa companero Josefa Ros ligera.
A las dos horas y media aproximadamente, o sea a las tres de la madrugada, un automóvil lujoso, reluciente, como de charol, aparece por la calle Mallorca, deteniéndose frente a la fábrica de cerveza la "Bohemia", y de apoyo interior descienden tres individuos de aspecto patibulario.
Uno de Ellos, alto, elegantemente VESTIDO y que no deja ver más que dos ojos amenazador, una nariz aguileña y unos Bigotes formidables, exclama:
- Ya Hemos legada - y dirigiéndose a los dos sujetos que le acompanan ordenales, autoritario, que llama al número 274 y, debidamente expuesta detengan a Pablo Sabater, presidente del Sindicato de Tintoreros. Éstos, obedeciendo la orden de lo que, segun Todos los indicios, parecía ser el jefe de la partida, llaman imperativamente a la puerta de la citada casa con las frases de ritual: "¡Abran a la autoridad!", Contestando el "Tero" que se esperan un momento, pues va a vestirse.
Poco después, Zapatero franqueo la puerta y avanza inerme Hacia los agentes, lento, tranquilo.
- Aquí me Tienen ustedes, si me buscan. El "Tero" se entrega.
- ¡Arriba las manos! - Grita uno de Ellos apuntándole al pecho con la pistola.
El detenido obedece sereno, y dócil ofrece las muñecas para que lo esposa.
- ¡Apriétale bien! ... ¡Otros eslaboncito más! - Ordena con gesto enérgico lo Parece Tener más categoría y cara de más grosero, de más canalla, de más bandido.
El rostro del infeliz Sabater se contrae en una horrible mueca de dolor intenso. Y suplica con los ojos humedecidos por el llanto:
- ¡No me tratan así, señores policías, que no soy un criminal, sino un humilde obrero!
Y sin conmiseración, Aquellos esbirros inquisitoriales, a empellones lo empujan brutalmente Hacia el arroyo.
El detenido se tambalea, mártir del terrible suplicio que las esposas le PRODECA en las muñecas.
Ya en la calle, lo COGEN entre los tres y lo arrojan al interior del automóvil como a un fardo.
Arranca veloz el coche, con los faros apagados, en dirección a la carretera de Montcada ...
La desventurada esposa, que ta entonces ha permanecido muda, Mirandola y oyéndolo todo poco menos que idiotizada debido a la impresión, deshecha en lágrimas se lanza como loca sobre el Lech, hendiendo las paredes con puntiagudos y atravesantes alaridos de dolor, de consternación tremenda .
El infortunado Sabater, al verse a los pies de Aquellos facinerosos, sintio un estremecimiento convulsivo, le temblaron las Piernas y le castañetearon los dientes. Vio ráfagas de luz, Círculos luminosos y espadas de fuego.
El automóvil, en plena carretera de Moncada y en las inmediaciones de la "Torre Baró", para en seco apoyo vertiginosa marcha al lado de la cuneta, y los tres malhechores que iban en apoyo interior obligan al detenido a apearse del carruaje encañonándole con las "Stars".
Temblando como un enfermo de la médula, desciende del coche el "Tero".
- ¿Me vais a matar? - Inquiere en un balido de bestia mansa el desdichado -. ¡No me matara! ¡Os lo pido por vuestras Madres, miedo vuestros hijos! ¡Piedad! ... ¡Piedad! - Clama de rodillas.
Y Aquellos hombres fieras, insensibles, malvados, crueles y satánicos, lo arrojan violentamente en la cuneta de la carretera, disparando los tres en la Vez sobre el cuerpo del infeliz expuesta e indefensa. Y en los estertores de una agonía feroz, retorciéndose moribundo en un charco de sangre espesa y humeante, aun puede balbucir despreciativo: "¡¡Miserables! ¡¡Canallas "!"
Los asesinos, consumada la cruel, la inaudita, la monstruosa Hazan, montan en el automóvil lujoso, reluciente, como de charol, y, rebosantes de satisfacciones, regresan a la ciudad luminosa, en la antorcha espiritual de la España viciosa de los Borbones, en la feliz Barcelona burguesa.

El que esto escribe es Manuel Gómez Casal , ex comisario de Policía de primera clase de Barcelona . Lo escribe en un libro titulado Origen y actuaciones de los pistoleros (págs. 69 a 73). El libro no lleva fecha de publicación, pero, al principio, hace referencia a las elecciones del 14 de abril de 1931 y en la primera página del ejemplar que yo he consultado, hay una dedicatoria del autor fechada el 26 de diciembre de 1931. Por lo tanto, cabe suponer que fue entre estas dos fechas que se publicó. Según parece, pero no lo he podido constatar, se hizo una reedición para una editorial anarquista militante (Icaria) en los años 70.
El señor Gómez Casal nos explica en la introducción que él tuvo conocimiento de los hechos que nos narra en razón de su cargo de comisario de policía y que todo lo que había escrito hasta la fecha sobre el terrorismo social, hacía referencia a los años posteriores a 1921; es decir, en los años en que fue gobernador civil de Barcelona el señor Martínez Anido, inventor de la " ley de fugas ". Él nos quiere explicar algunos hechos anteriores a este período, concretamente 1918-1920, que, aun siendo menos violento, no deja de ser el inicio de los sangrientos episodios posteriores. El señor Gómez Casal debía ser durante mucho tiempo comisario en Barcelona, ​​ya que nos explica que ya intervino en los atentados dinamiteros de Joan Rull en 1908. Nos explica también su participación en la Semana Trágica (1909) y los hechos de la asamblea de parlamentarios de 1917. Así pues, hay que creer que el hombre está suficientemente documentado como para hacerle caso.
El señor Gómez Casal, a pesar de su cargo, es un ferviente republicano y hace profesión en la introducción, rechazando de forma inequívoca la dictablanda primorriberista que había sufrido el país desde 1923 hasta 1930. Y nos dice que hay que explicar todos estos hechos antes de que caigan por entero en las yertas obscuridades del olvido o en la vacilante sombra de la penumbra histórica, para mostrar al mundo la Perversidad de algunos hombres sin entrañas y las aberraciones de que se Capaz la humana flaqueza (págs. 12-13). El pobre hombre no podía saber entonces que, después de unos años de república, el país caería en una nueva dictadura que, esta vez, duraría cuarenta años y que, ésta sí, consiguió que todos estos hechos quedaran en la penumbra histórica.De hecho, durante la República, ya hubo en Barcelona una calle dedicada a Pablo Sabater (que, por cierto, no he conseguido averiguar cuál era), pero se retiró el nombre apenas terminada la guerra. Los que ganaron, sí que tenían de conciencia histórica: la suya, claro. Sin embargo, en nuestro país, que éramos familiares, siempre se hablaba poco de mi tío abuelo, tanto era el peso de la conciencia histórica!
Los historiadores modernos, tipo Vicens Vives y Pierre Vilar, nos han acostumbrado a una visión histórica llena de cifras, estadísticas y realidades sociales, pero han dejado de lado las historietas que, escondidas detrás de este cuadro social, nos explican más sobre la vida cotidiana que todos los gráficos y cuadros que nos muestran. Quizás deba ser así la Historia, con mayúsculas, pero pienso que también hay que rescatar las historietas personales para someterlos, en definitiva, el severo Juicio y recto fallo de la pública opinión (página 13), como nos dice el propio Gómez Casal.
Bueno, ahora ya sabéis algo más de mi tío abuelo, aunque os debo confesar que quiero contaros más cosas, pero las dejaremos para escritos posteriores, sino se hacen demasiado largos y temo aburrir al personal. Sólo una observación adicional: El Sindicato de Tintoreros (conocido como el Ramo del Agua ) que presidía mi tío abuelo, estaba afiliado a la CNT Quizás no era necesario decirlo, pero pienso que es mejor dejar las cosas claras.
  ... Y ahora debo retener el temblor de mis Dedos y refrenar la indignaciones y el bochorno que siento Dentro de mí para relatar el modo más escueto, Objetivo y desapasionado, los Hechos, los Hechos desnudos que acontecieron aquella noche fatídica, pocos días antes de la Fecha prevista y ansiada para quitar a quepo la tan esperada, necesaria y justa huelga. En el curso del conflicto que acabo de definirlo se habia destacado entre los obreros un hombre llamado Vicente Puentegarcía García, hombre de carácter Levantado y austero, equilibrada y enérgica, de recta intencionado y clara inteligencia y, además, de una probidad a toda prueba. Pues bien, a eso de la una de la madrugada del día 27 de septiembre del Corriente año, el citadas Vicente Puentegarcía García regresaba a apo domicilio, sito en la calle de la Independencia, en la barriada de San Martín, completamente tranquilo y muy ajeno el espantosas atentado de que IBA a ser objetivo pocos minutos más tarde. La noche era deliciosa, apacible. En el cielo puro, límpido, sereno y azulado brillaban timidamente algunas estrellas, y la democrática calle de laIndependencia se veía solitaria, quieta, silenciosa. La plácida quietud y el callado reposo de aquella barriada Sólo eran turbados de Vez en Cuando miedo las fuertes pisadas del modesto vigilante nocturno, Ángel Peceira al acero el recorrido de la demarcación en apoyo Cargo, sino que el, ni nadie, pudiera sospecha el Trágica drama que en la soledad misteriosa se ​​estaba InCubando y que en breve se IBA a desarrollar con la más segura impunidad. A poco aparece un joven Trabajador, recio, Fuerte, robusto, de rasgos afilados y pletórico de vida y de ilusiones. Este joven Trabajador seVicente Puentegarcía García, quien, después de asistir a una asamblea de huelguistas, se retira a descansar alegre, confiada. Al llegar al cruce de dich calle con la de Mallorca,Puentegarcía se para a conversar un rato y fumar un cigarrillo con el vigilante, del que se despide cariñosamente poco después. A escasos metros del portal de apoyo casa, dos hombres fornidos, de ojos amenazador, se destacando la sombra y avanzan Hacia el. Puentegarcía se dirigen inerme al encuentro de los dos hombres, lento, tranquilo. - ¡Alto ahí! - Exclama uno de Ellos, lo que Parece Tener más autoridad y cara de más grosero, de más canalla, de más bandido. El obrero se detiene.Uno de los hombres consulta una lista proporcionada sin duda por los Cobardes instigadores de aquel actora ruin. - ¿Eres tú Vicente Puentegarcía García? -Sí lo soy - responde Puentegarcía.-Pues, Síguenos - ínstanle Aquellos esbirros inquisitoriales. Y tomándole con férreas manos por las muñecas lo conductas a un rincón Apartado y oscuro. - ¡No me tratan así - clama Puentegarcía - que no soy un criminal, sino un humilde obrero! Pero ya uno de los esbirros ha descargado un Fuerte golpe sobre la cara del infeliz. Éste se contrae en una horrible mueca de dolor intenso. - ¡Dale duro! - Exclama el que Parece dirigir la partida -. Así escarmentará de una Vez por todas.
El desgraciada suplica con los ojos humedecidos por el llanto, pero la brutal tortura no cesa. Llueven los golpes y Puentegarcía se tambalea, mártir del terrible suplicio que los puñetazos le pro, cae al suelo ensangrentado y caso inconsciente. Aun tendido síguenle propinando puntapiés y puñetazos los dos asesinos. El infortunado Puentegarcía, al verse a los pies de Aquellos facinerosos, sintio un estremecimiento convulsivo, vio ráfagas de luz, Círculos luminosos y espadas de fuego .
Su desventurada esposa, que ha Salido el balcón intranquilo por la tardanza de apoyo compañero, y advertida por el ruido, se lanza como una loca en la calle, deshecha en lágrimas, hendiendo los aires con puntiagudos y atravesantes Gritos de dolor, de consternación tremenda . Los Cobardes verdugos huyen al Verl venir. Atraido por los Gritos inasistencia el Honrado sereno. Entre ambos transportan al Lech el magullado cuerpo del obrero, el cual, retorciéndose en un charco de sangre espesa y humeante, Aún puede balbucear despreciativo: "¡Miserables! ¡Canallas! " .
Al día siguiente no comparece al Trabajo Vicente Puentegarcía García, que siempre ha Sidón tan puntual, tan cumplidor, tan irreprochable. Su gravedad estado le impide advertir a suspensión Compañeros del peligro que las acecha. Así caen en noches sucesivas, Segismundo Dalmau Martín, Miguel Gallifa Ríos, Mariano López Ortega, José Simó Rovira, José Olivares Castro, Agustín García Guardia, Patricio Rives Escuder, J. Monfort y Saturnino Monje Hogaza. Informada la policía de los atentados, está realizando pesquisas, pero los rufianes habían Desaparecido como por ensalmo y ninguna de las pistas proporcionadas por las Víctimas permitio apoyo identificación. Aúnque los números de Quienes movian los Hilos de este sangriento e infame teatro de marionetas aparecieron en el pensamiento del pueblo, nada se pudo probar contra Ellos. La huelga no se levante a quepo y así se Cerro uno de los más vergonzoso y repugnantes capítulos de la historia de Nuestra querida ciudad.
El texto que acaba de leer, no procede de ningún libro de historia. Las negritas son mías y, como podéis comprobar, son copias literales de trozos del libro delGómez Casal que os he enseñado en el post anterior.
De donde he copiado el texto? Tome en! Son dos páginas y media de la verdad sobre el caso Savolta , primera novela de mi admirado Eduardo Mendoza . No penséis que con esto quiero acusarle de plagio. Nada más lejos de mis intenciones! Más bien al contrario: me lo tomo como un homenaje encubierto a mi tío abuelo. Él mismo dice en una nota introductoria que ha utilizado fragmentos convenientemente adaptados de este y de otros libros.Ya os habréis fijado que cambia los nombres de los personajes (del obrero y del vigilante) y el de la calle (Independencia por Dos de Mayo, que son cerca).Pero cambia el desenlace: ojalá hubiera sido como él lo narra.
Esto lo descubrí gracias a un magnífico artículo de Eduardo Ruíz Tosaus , publicado en la revista especular (num. 18) de la Universidad Complutense de Madrid y que, si tiene interés, puede leer aquí: http://www.ucm.es / info/especulo/numero18/savolta2.html . En Eduardo Ruíz Tosaus también hace referencia a la procedencia de los nombres del resto de obreros que se citan en el libro del Mendoza, pero parece que no ha descubierto la procedencia del nombre del Saturnino Monje Hogaza. Pues bien, parece que la misma noche en que mataron a mi tío abuelo, también se cometió otro atentado contra otro obrero del Ramo del Agua: fue a una barbería del barrio de Sants y el obrero se llamaba Saturnino . Parece que en Saturnino salió mejor librado que el Tero.
Gracias, Mendoza!
Postal Tero 
Haga click en la imagen para verla más grande.
Esta postal fue impresa-supongo que por la CNT-en los días posteriores al asesinato. De hecho, es la única foto que tengo de mi tío abuelo: en 1919 la pasión por la fotografía sólo era un lujo al alcance de pocos.
La reprodujo en Huertas Clavería en su libro "Mitos y gente de Barcelona".Explica que le dio (o dejar) mi tío segundo, Camil, el hijo más pequeño del Tero, muerto hace ya muchos años.
Ya no queda casi nadie de la familia que le conociera; hace tantos años. Sólo mi tía Teresita que debía tener 5 o 6 años. Fue precisamente de ella que oí hablar. Mi madre era más pequeña y quizás ni llegó a conocer.
Mi tía recordaba-cosas de chavales-que su padre-mi abuelo Rafael-había tenido que ir varias veces a la modelo a llevarle cosas al Tero. Los dos años anteriores a su asesinato, el Tero estuvo sometido al Juzgado Especial de Huelgas, y su titular-D. Gervasio Cruces-se ve que era amigo de encarcelar a la gente, aunque fuera por pocos días y aunque después resultara absuelta, como fue el caso de mi tío abuelo. Eran tiempos en que las garantías constitucionales se suspendían con un simple decreto del ministro del interior.
Si os fijáis, veréis que el dibujo abajo es contradictorio con lo que dice la postal, porque en "Burgos"-del que no conozco nada-fue asesinado por los "gloriosos" militares y el Tero por la "Ordás polciaca", mientras que al dibujo, el coche está rotulado claramente con "Fomento Trabajo", la más importante patronal catalana. También verlo que le estando dando cuchilladas, cuando en realidad lo mataron a tiros. Quizá el dibujo se refiere al otro infortunado, en Burgos, del que si alguien sabe algo le agradecería que me la hiciera saber.
En Huertas Clavería (que hace un año más o menos que también murió) dice que el conductor del vehículo era un miembro de la familia Elizalde (agarrate!).Algo de cierto debe haber, porque si os fijáis en la descripción del coche que hace en Casal Gómez, debía ser un coche que hiciera buena pinta, es decir, un coche de rico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario